Los compradores de botes deben tener cuidado

Comprar un bote es muy divertido, pero puede resultar caro, especialmente si estás comprando un bote usado o antiguo. Antes de llamar para obtener una cotización de seguro de bote, es una buena idea volver a verificar algunos de los indicadores más comunes de "bote defectuoso". Estos pueden ser difíciles de detectar, pero saber qué buscar es la mitad de la batalla. Evita cualquier bote con los siguientes defectos:

  • Juntas de cubierta a casco mal construidas. Un interior húmedo que genera moho, hongos y óxido son quejas comunes de una fuga lenta. Busque manchas de agua o signos de exceso de humedad.
  • Mamparos estructurales mal diseñados. Imagine que las ventanas se abren o los interiores se rompen debido a la falta de un soporte adecuado. Busque apoyo real, no confíe en la apariencia superficial.
  • Materiales de mala calidad. Uno de los peores culpables es el contrachapado de muy baja calidad que se utiliza para botes económicos. Haz tu tarea para ver el tipo de materiales que se utilizan en la construcción o reparación del bote. El contrachapado de calidad marina es caro. Evita los materiales de baja calidad como la madera contrachapada llena de nudos.