Cómo puede protegerte una póliza de propietario de vivienda

Uno de los beneficios de ser dueño de su propia casa es la tradicional reunión familiar. El tiempo que pasamos con amigos y familiares es lo que nos acerca unos a otros y es de lo que están hechos los recuerdos ... al menos hasta que hay un accidente o una lesión. Entonces, su primo perdido hace mucho tiempo de repente recuerda que un tío lejano es abogado y, antes de que se dé cuenta, tiene una demanda pendiente en sus manos. ¡Vaya, nos salió cara la fiestecita!

Mucha gente no se da cuenta de que parte de su póliza de seguro de vivienda se destina a responsabilidad. De hecho, la cobertura de responsabilidad es una de las partes más importantes de su póliza de seguro de propietario de vivienda en caso de que ocurra un accidente o lesión desafortunado en su propiedad.

Cosas que pueden estar cubiertas por tu seguro de propietario de vivienda:

  • Resbalones y caídas. Las lesiones accidentales que ocurren en su propiedad pueden incluir muchos eventos inesperados, incluido un resbalón o una caída de un huésped o visitante.
  • Mordidas de perro. Incluso la mascota más educada puede ocasionalmente "actuar mal" o morder. Asegúrate de estar cubierto en caso de que ocurra un incidente.

Cosas que probablemente no estén cubiertas por tu seguro de propietario de vivienda:

  • Acciones deliberadas. Las acciones intencionales que resultan en una pérdida o reclamación generalmente no están cubiertas por ninguna póliza de seguro.
  • Peligros y riesgos conocidos. No tomar las precauciones razonables para reparar, corregir o arreglar una situación que podría resultar en lesiones o pérdidas generalmente no está cubierto por el seguro. Mantenga siempre su propiedad en buenas condiciones y ocúpese de los peligros potenciales de inmediato.

 

Los consejos mencionados anteriormente son solo para uso informativo. Consulta el contrato de tu póliza de seguro para obtener información específica sobre tus coberturas y los términos, condiciones y exclusiones reales. Las declaraciones anteriores son de naturaleza general y pueden o no reflejar los términos reales de tu póliza de seguro.