Inventario de seguros de inquilino

Obtener un seguro de inquilinos es una decisión inteligente, pero la mayoría de las personas obtienen la póliza y luego se olvidan de ella hasta que tienen un problema. Desafortunadamente, la falta de seguimiento puede costarte tiempo y dinero.

En cambio, sigue estos consejos rápidos sobre lo que debes hacer después de comprar un seguro de inquilinos.

  1. Haz un inventario. Haz una lista de tus pertenencias. Si vives con un compañero de cuarto, asegúrate de indicar lo que le pertenece a cada persona. Se lo más preciso posible. Haz una copia, guárdala contigo y deja una copia en un lugar seguro, como una caja de seguridad.
  2. Recopila números de serie y recibos. Crea un libro de registro con los números de serie y los recibos de tantos artículos como sea posible. Esto es especialmente valioso si te roban tus artículos.
  3. Toma fotografías. Las fotografías son una excelente manera de ayudar a mantenerse organizado y demostrar el estado general del artículo.
  4. Revisa la póliza. Cuando llegue la póliza, siéntate y revísala. Pon atención a los límites, deducibles y otra información pertinente para asegurarte de que la póliza refleje la cobertura deseada.
  5. Financiamiento. Reserva un fondo de emergencia para cubrir los montos deducibles en caso de una reclamación.
  6. Actualizar. Una vez al año, revisa la lista y elimina los artículos que hayas reemplazado, donado o vendido y luego asegúrate de agregar los artículos que hayas comprado durante todo el año.
  7. Etiqueta. Dependiendo de dónde vivas, tomarse el tiempo para grabar artículos como motocicletas, equipo deportivo u otros artículos puede ayudarte en caso de pérdida o robo.
  8. Renovación. Antes de renovar tu póliza de seguro de inquilinos, asegúrate de que tus deducibles y los valores de reemplazo sean correctos. Pon especial atención a cualquier objeto de valor o limitación que pueda necesitar un seguro adicional. Si posees colecciones de monedas, obras de arte u otros artículos que aumentan de valor, es posible que necesites comprar una cobertura adicional.

Los consejos mencionados anteriormente son solo para uso informativo. Consulta el contrato de tu póliza de seguro para obtener información específica sobre tus coberturas y los términos, condiciones y exclusiones reales. Las declaraciones anteriores son de naturaleza general y pueden o no reflejar los términos reales de tu póliza de seguro.