Problemas comunes de los vehículos recreativos y cómo evitarlos

Una forma de ayudar a mantener bajas las tarifas de tu seguro de vehículo recreativo es evitar problemas. Tómate el tiempo para aprender de los errores de otros revisando estos errores comunes con los vehículos recreativos.

  1. Fuga de gas: los vehículos recreativos pueden experimentar incendios accidentales debido a fugas en las líneas de gas LP.
    Solución: haz que un centro de reparación de vehículos recreativos autorizado revise minuciosamente tu sistema de gas LP anualmente.
  2. Llantas ponchadas: una llanta ponchada puede parecer un inconveniente menor, pero puede provocar un accidente que sea peligroso para ti y para los demás.
    Solución: asegúrate de que tus llantas estén en buenas condiciones. Nunca sobrecargues el vehículo recreativo y mantén siempre los niveles de inflado adecuados. Las llantas para vehículos recreativos también se agrietan muy fácilmente. Asegúrate de revisar con regularidad la pared lateral de las llantas en busca de grietas.
  3. Conduciendo hacia un puente, voladizo u otros problemas de espacio libre.
    Solución: Mide tu vehículo recreativo, incluido el aire acondicionado, luego agrega un pie adicional a la medida para estar seguro. Escríbelo y colócalo en un lugar visible, especialmente si estás alquilando o tomando prestada una casa móvil para tus vacaciones.

Los consejos mencionados anteriormente son solo para uso informativo. Consulta el contrato de tu póliza de seguro para obtener información específica sobre tus coberturas y los términos, condiciones y exclusiones reales. Las declaraciones anteriores son de naturaleza general y pueden o no reflejar los términos reales de tu póliza de seguro.