Reglas de vehículos recreativos en carretera

Ya sea que la jubilación esté a la vuelta de la esquina o que estés comprando un vehículo recreativo inicial para acampar el fin de semana con la familia, estos son algunos de los problemas más comunes que encuentran los nuevos entusiastas de los vehículos recreativos y consejos para solucionarlos o prevenirlos.

  1. No olvides calzar las ruedas. Nada cambia unas vacaciones familiares llenas de diversión en un momento no tan divertido más rápido que perseguir tu vehículo recreativo por la carretera porque olvidaste calzar las ruedas. Un recuerdo infalible que los niños (y tu cónyuge) no olvidarán pronto, convierte en una práctica estándar calzar siempre las ruedas. Salvarás tu orgullo y conservarás las tarifas de tu seguro de vehículo recreativo.
  2. Asegúrate de que tu salida de drenaje sea lo suficientemente larga. No termines tropezando afuera en la oscuridad mientras intentas ubicar el conector de drenaje que se encuentra a 20 pies de distancia de tu vehículo recreativo que viene con una manguera estándar de 10 pies. Una buena manguera es una buena inversión y cuanto más larga, mejor.
  3. Solo conductores adultos. De hecho, obliga que todos los adultos tomen una clase de manejo de vehículo recreativo, incluso si no planean conducir el vehículo recreativo. Si surge una emergencia, debes asegurarte de que todos los conductores disponibles tengan experiencia en la conducción de un vehículo recreativo.

Los consejos mencionados anteriormente son solo para uso informativo. Consulta el contrato de tu póliza de seguro para obtener información específica sobre tus coberturas y los términos, condiciones y exclusiones reales. Las declaraciones anteriores son de naturaleza general y pueden o no reflejar los términos reales de tu póliza de seguro.