Cuidado de tu moto acuática

Tener tu propia moto acuática (PWC) te brinda muchas oportunidades de diversión y emoción durante los largos y calurosos meses de verano. Las motos acuáticas, como los Jet Ski, las Wave Runner y las Sea Do, no se limitan solo al océano. También puedes disfrutar de estos vehículos en lagos y estanques grandes.

Como todo, ser propietario de una moto acuática no es solo diversión y juegos. Hay que comprar un seguro de moto acuática, tener en cuenta los espacios de almacenamiento y comprender las necesidades de limpieza y mantenimiento. Para ayudar a que tu verano sea un poco más divertido, aquí hay algunos consejos rápidos y fáciles de cuidado y almacenamiento para tu nueva moto acuática.

Limpieza y mantenimiento de tu moto acuática.

Cuerpo: Después del uso, asegúrate de limpiar todos los residuos de plantas y suciedad de tu moto acuática. Si usas tu moto acuática en agua salada, lávala con agua dulce después de usarla. Asegúrate de mantener tu moto acuática encerada y sellada.

Motor: asegúrate de que el motor de tu moto acuática tenga suficiente refrigerante para evitar el sobrecalentamiento. También es importante vigilar los niveles de aceite en tu moto acuática.

Batería: la mayoría de las baterías de las motos acuáticas no requieren mantenimiento. Vigila la batería y observa si hay corrosión o fugas de líquido de la batería. Si encuentras corrosión, asegúrate de cepillarla con un cepillo de alambre y enjuaga la batería con agua potable.

Almacenamiento de tu moto acuática

Hay muchas opciones para almacenar tu moto acuática. Hay puertos deportivos e instalaciones de almacenamiento que puedes usar para almacenar a largo plazo o de manera estacional. También tienes la opción de guardar tu moto acuática en tu residencia personal si cuentas con el espacio de almacenamiento adecuado. Ya sea que la almacenes en un lugar u otro, asegúrate de cubrir tu moto acuática y protegerla del polvo. No guardes tu moto acuática en el agua.