Seguridad Del Vehículo Durante Condiciones Meteorológicas Adversas

Prevención de daños por clima extremo

El mal tiempo puede ocurrir en cualquier momento. La mejor manera de prepararse es planificar con antelación. Hemos reunido algunos consejos para que tú y tu vehículo estén seguros cuando amenace el mal tiempo.

Huracán

Primero toma las precauciones adecuadas para asegurarte de que tú y tu familia estén a salvo. Si aún estás a tiempo, puedes tomar medidas para proteger tu vehículo.

Cómo proteger tu vehículo de un huracán:

  • Ten en cuenta el entorno de tu vehículo. Si es posible, aleja tu vehículo de árboles u otros objetos que puedan caer y dañarlo en una tormenta.
  • Estacionar tu vehículo en un garaje u otra estructura cubierta puede ayudar a protegerlo de la caída de objetos.
  • Mantén tu vehículo alejado de las zonas bajas propensas a inundarse, para evitar los daños causados por el agua.
  • Si tienes que utilizar tu vehículo para evacuar, planifica cuidadosamente la ruta, mantén el depósito lleno de gasolina y ten preparados los suministros de emergencia.
  • Asegura todos los documentos importantes de tu vehículo, como el título y la matrícula. Esto puede ayudar a acelerar los reclamos, si tu vehículo resulta dañado por la tormenta.

Granizo

Sólo hacen falta unos minutos para que el granizo cause muchos daños a tu vehículo. Por eso es importante estar preparado.

Cómo proteger tu vehículo del granizo:

  • Aprende los patrones meteorológicos que pueden causar el granizo para que puedas estar preparado.
  • Si hay previsión de granizo, protege tu vehículo trasladándolo bajo una estructura cubierta.
  • Para evitar lesiones, no salgas al exterior si está granizando.
  • Si estás conduciendo cuando empieza a granizar y hay una estructura cubierta cerca, mueve tu vehículo de forma segura hacia ella. Si no puedes encontrar una estructura cubierta, estaciona tu auto a un lado de la carretera y espera a que termine la tormenta.
  • Si el granizo rompió una ventana, protege tu vehículo de daños mayores cubriendo la ventana con plástico u otro material.

Inundaciones y lluvias intensas

Las inundaciones repentinas pueden producirse hasta 12 horas después de una fuerte tormenta. Saber qué hacer y cómo manejar situaciones potencialmente peligrosas puede ayudar a protegerte a ti y a tu vehículo.

Cómo proteger tu vehículo de inundaciones y lluvias intensas:

  • Si ves un charco grande o agua estancada, rodéalo o elige una ruta diferente. Podría estar ocultando un agujero profundo e incluso unos pocos centímetros de agua pueden salpicar tu motor causando daños.
  • La lluvia intensa puede dificultar que los demás conductores te vean. Mantén los faros encendidos y conduce despacio, sin perder de vista el tráfico que se aproxima.
  • Si vives en un área propensa a inundaciones, asegúrate de tener suficiente combustible y de conocer las rutas locales de evacuación.
  • Tómate el tiempo suficiente para frenar y hazlo con suavidad para evitar el hidroplaneo.
  • Familiarízate con los términos utilizados para describir los patrones y avisos meteorológicos.

Definiciones de advertencia de inundación:

  • Vigilancia de inundaciones: es posible que se produzcan inundaciones.
  • Alerta de inundación repentina: Es posible que se produzcan inundaciones repentinas y debes estar preparado para desplazarte a zonas más altas.
  • Advertencia de inundación: ya hay una inundación o pronto sucederá; si te aconsejan evacuar, hazlo de inmediato.
  • Aviso de inundación repentina: Se está produciendo una inundación repentina; busca inmediatamente un terreno más alto.

Para obtener información actualizada, puedes sintonizar la radio meteorológica de la NOAA, la radio local o la televisión. Visita ready.gov para encontrar más consejos sobre qué hacer antes, durante y después de una inundación.

Si tu vehículo se daña durante una tormenta

Puedes reportar tu reclamo en línea o por teléfono al (800) 841-3000.

Ten en cuenta:

Cuando hagas clic en el enlace "ready.gov", serás redirigido a un sitio propiedad de ready.gov, no de GEICO.

GEICO no tiene control sobre las prácticas de privacidad de las empresas mencionadas anteriormente y no asume ninguna responsabilidad en relación con tu uso de su sitio web. Cualquier información que les proporciones directamente está sujeta a la póliza de privacidad publicada en su sitio web.