Cómo obtener las mejores tarifas en seguros de vida

Seguro de vida: tarifas más bajas vinculadas a su salud

Mucha gente no se da cuenta de lo asequible que es realmente un seguro de vida. Sin embargo, con un poco de planificación y preparación, a menudo puede calificar para tarifas aún más competitivas. Estos son los mejores consejos para obtener las mejores tarifas de seguro de vida posibles.

  • Deja de fumar. Si fumas o usas otros productos de tabaco, entonces debes hacer una prioridad el dejarlo. No solo mejorará tu salud, también es probable que se reduzcan los costos de tu seguro, incluidas las tarifas del seguro médico.

  • Ponerte en forma. Las cotizaciones de seguros de vida con frecuencia requieren un examen físico rápido y de forma rutinaria toman en consideración tu salud actual. Prolonga tu vida y reduce las tarifas de tu seguro de vida eliminando el exceso de peso y comiendo bien. Los estudios han demostrado que incluso los cambios pequeños pueden hacer una gran diferencia cuando se trata de reducir la presión arterial y los niveles de glucosa y normalizar tu peso.

  • Divulgación. La honestidad es la mejor política, especialmente cuando se trata de obtener cotizaciones de seguros de vida. La compañía de seguros llevará a cabo una revisión completa de tus registros médicos y de estilo de vida, así que no des lugar a sorpresas. La divulgación te brinda la oportunidad de explicar las condiciones de salud u otras situaciones.

  • Programe temprano. Las investigaciones indican que los exámenes físicos a primera hora de la mañana suelen demostrar una presión arterial más baja y mejores niveles de colesterol. Y tiene sentido: programar un examen físico después de un gran almuerzo de negocios o una reunión estresante no refleja con precisión su estado de salud. Si es posible, programe su examen físico cuando esté descansado y relajado.

  • Revisar. Mantente atento a las tarifas. Es tentador comprar un seguro de vida y luego olvidarse de él, pero hazte el hábito de revisar las tarifas cada 3 a 5 años, así como actualizar tu póliza para reflejar los cambios en tu situación o estado personal.

Los consejos mencionados anteriormente son solo para uso informativo. Consulta el contrato de tu póliza de seguro para obtener información específica sobre tus coberturas y los términos, condiciones y exclusiones reales. Las declaraciones anteriores son de naturaleza general y pueden o no reflejar los términos reales de tu póliza de seguro.