Manejo de una reclamación de seguro de vehículo recreativo

GEICO comprende que los accidentes son probablemente lo último en lo que piensas cuando te subes a tu vehículo recreativo. Después de todo, la carretera, la gran diversión familiar y los emocionantes destinos son la razón por la que compraste tu vehículo recreativo en primer lugar, ¿verdad? Sin embargo, en caso de que necesites presentar una reclamación, tener la siguiente información a mano facilitará mucho el proceso:

  1. Toma fotografías. De vez en cuando, deja de tomar fotos de la familia, los amigos y el paisaje lo suficiente como para tomar una foto de la propia casa móvil. Sigue el viejo adagio de que "una imagen vale más que mil palabras" para ayudarte en caso de que alguna vez necesites presentar una reclamación. Asegúrate de fotografiar el exterior y el interior del vehículo recreativo y luego guarda las fotos en un lugar seguro.
  2. Libro de registro. Naturalmente querrás documentar tus viajes, por lo que te será fácil llevar un libro de registro del kilometraje, el mantenimiento y tu destino. No solo es una excelente manera de preservar tus recuerdos, es un recurso invaluable en caso de que surja una reclamación.
  3. Conserva los recibos. Esto es particularmente importante para las actualizaciones, reparaciones y mejoras personalizadas que agregues al vehículo recreativo. Por lo menos una vez al año, asegúrate de documentar los cambios en el vehículo y agrega los recibos y las fotografías al libro de registro.
  4. Conoce los números. Ten siempre disponible el número de tu representante de GEICO junto con una copia de tu seguro de vehículo recreativo y el número de póliza.

Los consejos mencionados anteriormente son solo para uso informativo. Consulta el contrato de tu póliza de seguro para obtener información específica sobre tus coberturas y los términos, condiciones y exclusiones reales. Las declaraciones anteriores son de naturaleza general y pueden o no reflejar los términos reales de tu póliza de seguro.