Diez consejos para evitar accidentes

grupo de amigos adolescentes

Es fácil prevenir accidentes cuando sabes qué hacer.

A veces son las cosas obvias las que pueden tener el mayor impacto. Conoces las estadísticas, has tomado las clases y estás listo para conducir. Pero ¿qué pasa con todos esos hechos que dicen que los conductores adolescentes tienen más probabilidades de sufrir un accidente?

Si sigues estos pasos de sentido común, estarás dando los pasos más importantes para asegurarte de evitar un accidente.

  1. Desarrolla la actitud correcta sobre la conducción. Muchos accidentes automovilísticos de adolescentes son el resultado de la actitud y la madurez, no de habilidades o conocimientos. Comprométete contigo mismo a practicar una actitud responsable al conducir. Estás controlando más de 3,000 libras de metal en movimiento rápido y te debes a ti mismo, a tus pasajeros y a otros conductores el conducir de manera responsable.
  2. Consigue tanta práctica de conducción supervisada como sea posible. Tus padres deben tomar un papel activo en tu práctica de conducción. Establece un horario fijo con ellos y cúmplanlo. Y continúa así hasta que hagas tu prueba para obtener una licencia.
    Muchos estados ahora tienen leyes de licencia gradual. Para conocer las leyes de tu estado, visita el Insurance Institute for Highway Safety.
  3. Usa SIEMPRE el cinturón de seguridad. Adquiere el hábito de usar el cinturón de seguridad siempre que estés en un auto, ya sea como conductor o pasajero, sin excepción.
  4. El consumo de alcohol y drogas por menores de edad es ilegal. Incluso si solo has consumido una bebida o fumado un cigarrillo de marihuana, existe un efecto químico en tu cerebro que puede afectar el juicio y el tiempo de reacción. Conducir bajo la influencia del alcohol, la marihuana u otras drogas puede costarte tu licencia... o tu vida. Visita Above the Influence para obtener más información sobre el consumo de drogas.
  5. Limita el número de pasajeros. El riesgo de un accidente mortal aumenta con cada pasajero adicional. Cuando eres un conductor novato, es mejor limitar el número de pasajeros.
  6. Limita tu conducción nocturna. El riesgo de un accidente mortal es tres veces mayor durante la noche que durante el día por cada milla conducida. Es mejor evitar conducir de noche hasta que te sientas cómodo conduciendo durante el día.
  7. Empieza lento pero seguro. Los altos volúmenes de tráfico en rápido movimiento pueden hacer que te sientas incómodo, así que evítalos hasta que puedas obtener suficiente experiencia de conducción supervisada. Luego, puedes agregar gradualmente situaciones de conducción más difíciles, como conducir en autopista, incorporarse a una vía y conducir en la ciudad.
  8. Prepárate para condiciones climáticas adversas. Incluso cuando empieces a sentirte seguro conduciendo sobre pavimento seco, es mejor evitar conducir sin supervisión en condiciones climáticas adversas. Hazlo simple al principio y practica de manera supervisada tanto como puedas con mal tiempo antes de intentarlo por tu cuenta.
  9. Los teléfonos celulares son solo para uso de emergencia en el camino. Uno de los peores hábitos que cualquiera puede adoptar es hablar por teléfono celular mientras conduce. Ten un teléfono celular contigo en el auto solo para situaciones de emergencia. Si tienes que usar un teléfono celular, detente de manera segura al costado del camino.
  10. Conduce un vehículo seguro. Si estás pensando en adquirir tu propio auto, busca uno con calificaciones de seguridad altas. Evita los autos pequeños, camiones o vehículos deportivos utilitarios. Consulta las estadísticas federales y las publicaciones sobre informes del consumidor para ayudar a evaluar la clasificación de seguridad de un auto o camioneta. El Insurance Institute for Highway Safety (las personas que realizan las pruebas de choques) ofrece valiosos avisos de pruebas de seguridad y vehículos.